Entradas

En Ezcaray se producen vertidos de aguas residuales al Oja ante la pasividad del Ayuntamiento

, , , ,

En Ezcaray desde la calle fabricas con la calle la ribera se están produciendo vertidos de aguas residuales al Oja. Estos vertidos llegan a la red de aguas pluviales y desde ahí al río Oja. Hemos comprobado que los vertidos se han producido tanto ayer como hoy. Estos hechos vamos a denunciarlos a la CHE, Medio Ambiente, así como al Seprona.

Muchas personas pueden pensar que se trata de algo puntual, pero no lo es. Sin embargo, esta situación se ha repetido en otras ocasiones sin que el Ayuntamiento de Ezcaray haya movido un dedo.

Al Ayuntamiento de Ezcaray le deben parecer los vertidos un tema menor, algo completamente sin importancia. Lo sentimos, pero demuestra la escasa consideración que tiene hacia el medio ambiente. Los vertidos producidos, y sobre todo en verano con el estiaje del Oja, provocan una importantísima degradación de sus aguas.

No entendemos como existiendo una depuradora a unos cientos de metros, el Ayuntamiento es incapaz de llevar los vertidos a la EDAR.

No queremos sigan produciéndose estos vertidos, ni que las diferentes administraciones implicadas sigan mirando para otro lado, ni siquiera queremos sanciones contra el Ayuntamiento de Ezcaray… Amigos de la Tierra La Rioja quiere soluciones inmediatas para que estos hechos no se vuelvan a repetir.

Dado que los vertidos son continuos a nuestros ríos, reclamamos tanto a la CHE como al Gobierno de La Rioja que pongan en marcha un plan de inspección para erradicar esta problemática medioambiental.

En Logroño, 17 de septiembre de 2020

El embalse de Ezcaray no es una alternativa. Planteamos la creación del Parque Natural del Alto Oja

Por mucho que plantee el embalse del Oja el actual ejecutivo del PSOE – Podemos con el apoyo de IU no es una alternativa, porque es algo completamente inadmisible. No solo en el valle del Oja, sino en el conjunto de la Comunidad Autónoma de La Rioja no es posible la construcción de un embalse más. No podemos permitirnos seguir destruyendo nuestro medio natural.

Partimos de una situación en la cual la agricultura intensiva del valle del Oja ha contaminado con nitratos las aguas subterráneas con concentraciones superiores a 50 mg/l, y seguramente con otras sustancias. De poco ha servido la declaración de esta área como zona vulnerable: realmente no está sirviendo para mucho respecto al abastecimiento de agua potable. Antes la mayoría de las localidades podían abastecerse del acuífero del Oja y ahora es imposible. La mejor solución que se encontró fue buscar en la sierra de la Demanda agua de calidad contaminándose el resto del agua con la agricultura intensiva del valle.

Asimismo, vivimos en tiempos en los cuales hay que “lucirse” y aquello “que no se ve no existe”. Las entidades locales han priorizado otras infraestructuras o necesidades para sus localidades, cuando el agua potable se ha perdido y se pierde en porcentajes impresionantes (en algunos casos más del 50% del agua que sale de los depósitos), en el subsuelo. Esto sucedía y sucede porque las canalizaciones están completamente obsoletas, habiendo finalizado su vida útil.

Frente a la alternativa “B” propuesta por el Consejero de Transición Ecológica y Sostenibilidad, José Luis Rubio, hay otras:

  • Inversión en la renovación de redes de abastecimiento en el conjunto de las localidades del sistema Oja-Tirón.
  • Aprovechamiento de otras captaciones como las existentes en la Sierra de Cantabria para el abastecimiento de Ábalos y San Vicente de la Sonsierra.
  • Y finalmente, si fuera estrictamente necesario y siempre con justificación técnica, la construcción de una o dos balsas fuera del cauce del Oja y del alto Oja. A estas balsas el agua debería llegar en invierno mediante bombeos solares.

Asimismo, ya va llegando el momento de reivindicar la creación del Parque Natural del Alto Oja con el objeto de garantizar la conservación de esta zona para las generaciones venideras.

Lamentamos la cortedad de vista del conjunto de formaciones políticas regionales que son incapaces de ver y buscar soluciones factibles para hacer frente a esta problemática.

Logroño, a 21 de enero de 2020.