Amigos de la Tierra La Rioja solicita al Gobierno de la Rioja que actúe de oficio y de forma preventiva, declare a nivel regional y en Boletín Oficial, a todos los hábitats esteparios riojanos como amenazados, que los incluya de oficio en el Catálogo de Hábitats en Peligro de Desaparición de la futura Ley de Patrimonio Natural, y apruebe subsiguientemente un Plan de manejo regional de dichos hábitats, para evitar su deterioro incesante por infraestructuras, actividades agroganaderas y la especulación de la industria energética de renovables

 Las obras de la Ronda Sur de Logroño presupuestadas en más de 111 millones de euros están provocando la destrucción un hábitat salino mediterráneo protegido por la legislación europea y nacional, en la confluencia de los términos municipales de Agoncillo, Murillo de Río Leza y Galilea. La destrucción de ese hábitat se ha visto agravada con el depósito incontrolado de tierras en Galilea.

Se trata de un hábitat de interés comunitario, escasamente representado en La Rioja, de sumo valor ambiental y raro en nuestra región, conformado por pastizales salinos mediterráneos. La legislación europea y nacional obliga que el estado de conservación de los hábitats y especies de interés comunitario sea favorable, algo por lo cual la administración riojana debería velar estrictamente, esa misma que tanto se jacta de proteger el territorio, salvo las zonas esteparias y salinas, y por eso, solicitamos a las administraciones competentes que actúen de inmediato, reparando el daño ambiental y restituyendo la zona a su estado original

Estos hechos los pondremos en conocimiento del Ministerio de Fomento para que haga cumplir la Declaración de Impacto Ambiental, que nunca debería permitir ni el vertido ni el acopio de tierras en estos hábitats. También informaremos al Ejecutivo de Andreu y Dorado para que no escondan la cabeza como los avestruces, y para que una vez por todas dejen su populismo ambiental, cumplan las obligaciones legales a las cuales están sujetos y aprueben medidas de gestión proactivas parala protección de este tipo de hábitats tan amenazados.

Amigos de la Tierra La Rioja considera que los hábitats de interés comunitario de ambientes esteparios, como los existentes en Cofín (Alfaro), merecen ser estrictamente protegidos, como tantas veces hemos reclamado. Solicitamos en ese sentido, una protección preventiva inmediata y la posterior inclusión de los mismos en el Catálogo de Hábitats en Peligro de Desaparición en el seno Ley de Patrimonio Natural, con el objeto de que apruebe posteriormente un Plan de manejo regional de dichos hábitats, para evitar su degradación como consecuencia de las actividades humanas que no cesan, tales como urbanización industrial, infraestructuras viarias, actividades agroganaderas y la industria energética de renovables.

Demandamos igualmente una vigilancia ambiental como corresponde, de acuerdo a los criterios legales, estricta y escrupulosa con los valores naturales, lo cual debería ser más exquisitamente cumplido en obras con participación estatal del Ministerio de Fomento. Lamentablemente, las administraciones miran para otro lado en materia ambiental, solo proclaman eslóganes fáciles y mensajes a la ciudadanía, que para ellos no tienen.

En Logroño, 23 de agosto de 2022

En La Rioja no estamos para celebraciones en materia de biodiversidad. Recientemente nos hemos enterado en el Consejo Asesor de Medio Ambiente sobre la extinción del sisón común (Tetrax tetrax) mientras que las restantes aves esteparias se encuentran en una situación sumamente delicada. El principal motivo podemos encontrarlo en la grave alteración que está sufriendo su hábitat, sin que la administración competente haga nada, salvo certificar su extinción.

Otro tanto sucede con el Águila perdicera (Aquila fasciata) reducida a tres escasas parejas, con graves alteraciones de su hábitat unas veces con instalaciones eólicas o solares, estas últimas próximamente se construirán, transformaciones en regadío… También tenemos que sumar el desinterés del Gobierno Regional por sumarse a proyectos LIFE sobre Águila perdicera. Dirán que otras autonomías no los llaman, pero eso solo se puede deber a su escaso interés.

Del visón europeo (Mustela lutreola) poco se dice. Ya no son los tiempos de “Musqui” donde el Gobierno de La Rioja sacaba pecho de tener una de las poblaciones más importantes de Europa. Problemas no le faltan al visón europeo la presencia del visón americano, riberas reducidas a su mínima expresión en diversos ríos….

Con la náyade auriculada (Margaritifera auriculada) resulta que el MITECO firmó un acuerdo con Navarra y Aragón mientras La Rioja no participa cuando se trata de una especie en peligro de extinción. El Gobierno de La Rioja buscará excusas para darnos, pero lo cierto es que o no tienen ganas de trabajar con esta especie o no cuentan con personal, siendo esto último muy fácilmente solucionable.

Podemos continuar con más especies (Cangrejo autóctono, Perdiz pardilla…), en muchos casos la delicada situación en que se encuentran esta motivada por la desaparición de su hábitat, siendo las restantes causas menores.

Amigos de la Tierra La Rioja NO VA A CELEBRAR EL DÍA MUNDIAL DE LA BIODIVERSIDAD porque creemos que no se puede celebrar. Instamos al Gobierno Autonómico que empiece a trabajar porque ya queda poco tiempo para revertir toda esta situación

En Logroño, 20 de mayo de 2022

Los últimos días de Cofíin

Conocí el Carrizal de Cofín hace unos años. Había leído en una publicación, promovida por el Grupo Ornitológico de La Rioja, la importancia del paraje “Cofín-Rigüelo” para las aves esteparias (ganga ortega, sisón…). Era una iniciativa de divulgación para su protección. El Ayuntamiento de Alfaro se había comprometido a considerarlo un espacio de especial conservación.

Desde entonces he sido asidua en las visitas. Es un lugar maltratado en décadas pasadas, pero que se recupera con rabia, como suele hacerlo la vida. El carrizal propiamente dicho, reducto de vida acuática y de nidificación de numerosas especies (aguilucho lagunero, fochas, pollas de agua, garzas, martinete, avetoro…) y las tablas inundables aguas abajo, antiguos arrozales y cultivos de eneas, de una belleza impresionante pero delicada, de tierra salitrosa salpicada de precipitaciones salinas blancas como la nieve, matorral halófilo que solo crece en estas tierras salinizadas (fueron abandonadas para el cultivo por esta razón), y los airosos tamarices. Cigüeñuelas, andarríos, garcetas, avefrías…disfrutan de estas bellas y pictóricas tablas, al igual que algunos paseantes y ciclistas conocedores de la zona. Huellas de jabalí, corzo, zorro, garduña…. Lagartos ocelados tomando el sol….

Y en semejante espacio, digno de una cuidadosa conservación, donde la Consejería hizo recientemente una afortunada intervención mejorando acequias que recogen la escorrentía natural de las yasas (pequeños barrancos) para que no falte el agua, caminos, aparcamientos, paneles explicativos; en la parte más cercana a la fábrica de Orlando (Heinz), pretenden instalar un gran parque solar que podría destruir cientos de hectáreas de estepas que circundan el carrizal de Cofín y que están ligados ecológicamente al mismo, destruyendo así una parte importante del paisaje estepario alfareño

Es cierto que ya es hora de impulsar las renovables, pero la transición ecológica requiere de un cuidado extremo, no dar palos de ciego, ser escrupulosos con el análisis del impacto ambiental y preservar los espacios más valiosos. Lo conservador, puede ser lo más progresista. La energía solar tiene menos impacto sobre el medio, pero lo tiene. Y a pesar del retraso que llevamos, y quizá también por ello, debemos hacerlo extremadamente bien para no cometer errores irreversibles. Los paneles solares atraen a los insectos acuáticos que los confunden con agua por sus reflejos, depositan sus huevos, que no prosperan, lógicamente, con la consiguiente pérdida para la biodiversidad. El suelo bajo los paneles no solo pierde la cubierta vegetal, termina perdiendo también la fertilidad, y eso conduce a la desertización. El impacto es importante para flora y fauna. No se puede poner en cualquier sitio, no en un paraje que se ha reconocido de gran valor ecológico y merecedor de conservación y de protección. AÚN ESTAMOS A TIEMPO.

El paraje de Cofín en Alfaro es un área esteparia que a lo largo del tiempo ha sufrido un importante deterioro con actividades agrarias, la construcción de industrias, parques solares… De todo este espacio solo se encuentra protegido, mediante el Decreto 36/2017 de 21 de julio, una pequeña área denominada como Área Natural Singular “Carrizal de Cofín” que comprende 142,6 hectáreas.

Las áreas esteparias han sido tradicionalmente espacios naturales minusvalorados por la sociedad. Con el tiempo han sido roturadas, cultivadas de forma intensiva, pastoreadas e incluso en ellas se han construido polígonos industriales o granjas, y ya en los últimos tiempos se encuentran amenazadas por parques eólicos y solares.

La situación es tan delicada que la fauna esteparia que habita estas áreas, ha ido quedándose sin espacio. Estas especies se encuentran en tan mala situación, que desde hace años cuentan con un Plan de gestión de las aves esteparias en La Rioja. Estas aves son: sisón común (Tetrax tetrax), aguilucho cenizo (Circus pygargus), cernícalo primilla (Falco naumanni), ganga ortega (Pterocles orientalis) y ganga ibérica (Pterocles alchata). Además, también el alimoche común (Neophron percnocterus) presente en Cofín, se encuentra incluido en el Plan de Gestión de Especies Amenazadas en La Rioja. Sin embargo, con el paso del tiempo la situación no ha mejorado, y además sus hábitats se han ido degradando y por lo tanto su situación ha empeorado.

Es necesario modificar esta situación porque estamos a punto de quedarnos sin estos espacios naturales, ni con las especies que ellos habitan. Estamos en un momento de no retorno que es necesario paralizar e incluso revertirla.

Desde Amigos de la Tierra La Rioja hemos planteado a la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica la ampliación del Área Natural de Cofín desde las 142,6 a 1500 hectáreas. Consideramos que es necesaria está ampliación para lograr recuperar los espacios, fauna y vegetación esteparia que está desapareciendo a marchas aceleradas. Esperamos que la administración sea sensible a esta petición.

 

En Logroño, 25 de noviembre de 2020.

Desde Amigos de la Tierra La Rioja consideramos que el “Aprovechamiento Minero de Recursos de la Sección A)” proyectado en Murillo de Río Leza de 11,68 Ha no debería llevarse a cabo por una serie de motivos que se detallan a continuación.

Como primer motivo y principal, el área donde se pretende realizar la explotación pertenece a una de las pocas zonas esteparias que quedan en La Rioja, siendo este un hábitat de gran valor y que acoge a algunas de las especies más amenazadas a nivel regional, destacando el sisón común (Tetrax tetrax). Esta especie necesita zonas de mosaicos de cultivos, es decir, que se ha visto muy afectada por la homogeneización e intensificación de la agricultura. Necesita la presencia de barbechos y cultivos de secano para sobrevivir. En La Rioja es una de las aves más escasas y que peor situación presenta. Solamente quedan 3 núcleos donde el sisón todavía es capaz de reproducirse, que están situados en Murillo de Río Leza, Pradejón-El Villar de Arnedo-Tudelilla y Alfaro. Según los datos oficiales, la situación del primer núcleo, en el que se pretende situar la explotación minera, es crítica, y la presencia de sisones no ha dejado de disminuir a lo largo de los últimos años, censándose entre 0 y 2 machos reproductores. Según esos datos la especie se acerca cada vez más a su total extinción en La Rioja, y si se pretende evitar es necesario poner fin a cualquier actuación que ponga en riesgo su delicado hábitat.

Las estepas son medios olvidados y muy degradados, pero de gran valor natural. En La Rioja contamos a día de hoy con muy poca extensión esteparia, lo que ha desembocado en que las especies que necesitan este hábitat se encuentren en grave peligro de extinción. Esta importancia y su mal estado de conservación motivaron que se creara el “plan de gestión de aves esteparias de La Rioja”, donde se recogen todas las medidas para preservar estos hábitats y las especies que los pueblan. De entre todas las especies animales destacan las siguientes, todas ellas aves: cernícalo primilla (Falco naumanni), aguilucho cenizo (Circus pygargus), ganga ortega (Pterocles orientalis), ganga ibérica (Pterocles alchata) y, sobre todo, el mencionado sisón. Este plan se aprobó en el año 2014 mediante el Decreto 55/2014 de 19 de diciembre y tiene vigencia indefinida. Su principal objetivo es detener el marcado declive que han sufrido estas especies y otras ligadas al hábitat estepario. Para ello es necesario “actuar sobre los factores limitantes que las afectan y que impiden contar con un hábitat estepario en La Rioja diverso y con todas las comunidades de sus aves características en buen estado” (larioja.org).

Fotografía de Ganga ibérica (Pterocles Alchata), por gentileza de Daniel Martínez

A continuación, resumimos la fauna protegida existente en esta zona:

  • Cernícalo primilla (Falco naumanni): especie de “interés comunitario” recogida en el Anexo I de la Directiva Aves (Directiva 2009/147/CE), especie incluida en el Listado de Especies Silvestres en “Régimen de Protección Especial” (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero).
  • Aguilucho cenizo (Circus pygargus): especie de “interés comunitario” recogida en el Anexo I de la Directiva Aves (Directiva 2009/147/CE), especie “Vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero).
  • Ganga ortega (Pterocles orientalis): especie de “interés comunitario” recogida en el Anexo I de la Directiva Aves (Directiva 2009/147/CE), especie “Vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero).
  • Ganga ibérica (Pterocles alchata): especie de “interés comunitario” recogida en el Anexo I de la Directiva Aves (Directiva 2009/147/CE), especie “Vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero).

En conclusión, la zona de la explotación prevista pertenece a la reducida red de “Zonas esteparias de La Rioja”, que también incluye ciertas zonas de Pradejón-El Villar de Arnedo-Tudelilla y de Alfaro, y también está considerada como “Área de Interés para la Fauna Protegida”.

Además, la zona es territorio de campeo de otra especie amenazada y protegida en La Rioja, el alimoche común (Neophron pernopterus), que cría en cortados cercanos y utiliza esta y otras zonas aledañas para buscar carroña, su principal alimento.

Este paraje de Murillo de Río Leza está ya muy degradado, y de seguir permitiendo este tipo de acciones es más que probable que perderá definitivamente sus valores naturales y las especies que allí habitan, sobre todo las más amenazadas, lo abandonarán, perdiendo así uno de sus últimos reductos en La Rioja.

El segundo motivo, relacionado con el primero, es que existen ya otros 3 aprovechamientos mineros en esa misma zona, incluidos también en la mencionada zona esteparia, por lo que consideramos que ya son suficientes para proporcionar materiales de construcción.

Finalmente, demandamos al Gobierno de La Rioja que además de rechazar este proyecto impulse de forma decidida la conservación de las aves esteparias en nuestra región.

En Logroño, 6 de noviembre de 2020.