Se publica en el BOE la declaración de impacto ambiental positiva del Parque Eólico de Valderrete

El Parque Eólico de los Cruzados no se sigue adelante

Nos mostramos satisfechos con la desestimación del procedimiento de Impacto Ambiental del Parque eólico de los Cruzados, así como de su línea de evacuación. Se trataba de un proyecto sumamente impactante para nuestro medio natural, como así habíamos plasmado en nuestras alegaciones.

Sin embargo, el Parque Eólico de Valderrete de 52 MW con 11 aerogeneradores y situado entre el valle de Ocón y Carbonera ha recibido una Declaración de Impacto Ambiental Positiva por parte del Ministerio. Nuestra asociación alego que se trata de un proyecto sumamente impactante, que puede ocasionar mortalidad en aves rapaces, a lo que hay que sumar el efecto acumulativo con otros parques eólicos como los dos existentes en Cabimonteros

 

La declaración de impacto ambiental contempla un protocolo de actuación con aerogeneradores conflictivos. Este protocolo, teórico, contempla el desmantelamiento de aerogeneradores si en el plazo de 5 años se producen dos o más colisiones en el mismo aerogenerador con una misma especie amenazada. También se exponen otras medidas como el desmantelamiento si se superan los umbrales de mortalidad estimada (individuos de especies incluidas en el LESRPE). En la práctica, los protocolos rara vez se implementan por la escasa vigilancia ambiental para que se cumplan y porque los encargados del seguimiento de avifauna son empresas altamente dependientes de los promotores, por lo tanto, a buen entendedor, sobran las palabras, porque parece difícil que “vayan a morder la mano de quien les da de comer”. Asimismo, con este protocolo habrá que ver en qué situación se quedan los aerogeneradores de Raposeras (Calahorra) y Gatún I y II.

 

Consideramos que se debería desistir en la tramitación de este parque eólico, y rechazarlo de plano de forma preventiva, porque con medidas como el autoabastecimiento, repotenciación de parques eólicos existentes y el ahorro, La Rioja no solo es que ya llega al autobastecimiento sino que es excedentaria en la producción de energía, lo cual sugiere que detrás de esta implantación de más energía existen fines especulativos empresariales que los Gobiernos no

 

sabe atajar por culpa de intereses ajenos al bien público de los ciudadanos riojanos

 

Desde luego nuestra asociación va a seguir demandando una política energética global, que no se dedique solo fomentar la macroinstalación de parques eólicos y solares, sino que fomente el ahorro y el autoabastecimiento.

Más info: BOE.es – BOE-A-2022-13103 Resolución de 20 de julio de 2022, de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, por la que se formula declaración de impacto ambiental del proyecto “Parque eólico Valderrete, de 52 MW, y su infraestructura de evacuación, en La Rioja”.

En Logroño, 3 de agosto de 2022.

 

En La Rioja no estamos para celebraciones en materia de biodiversidad. Recientemente nos hemos enterado en el Consejo Asesor de Medio Ambiente sobre la extinción del sisón común (Tetrax tetrax) mientras que las restantes aves esteparias se encuentran en una situación sumamente delicada. El principal motivo podemos encontrarlo en la grave alteración que está sufriendo su hábitat, sin que la administración competente haga nada, salvo certificar su extinción.

Otro tanto sucede con el Águila perdicera (Aquila fasciata) reducida a tres escasas parejas, con graves alteraciones de su hábitat unas veces con instalaciones eólicas o solares, estas últimas próximamente se construirán, transformaciones en regadío… También tenemos que sumar el desinterés del Gobierno Regional por sumarse a proyectos LIFE sobre Águila perdicera. Dirán que otras autonomías no los llaman, pero eso solo se puede deber a su escaso interés.

Del visón europeo (Mustela lutreola) poco se dice. Ya no son los tiempos de “Musqui” donde el Gobierno de La Rioja sacaba pecho de tener una de las poblaciones más importantes de Europa. Problemas no le faltan al visón europeo la presencia del visón americano, riberas reducidas a su mínima expresión en diversos ríos….

Con la náyade auriculada (Margaritifera auriculada) resulta que el MITECO firmó un acuerdo con Navarra y Aragón mientras La Rioja no participa cuando se trata de una especie en peligro de extinción. El Gobierno de La Rioja buscará excusas para darnos, pero lo cierto es que o no tienen ganas de trabajar con esta especie o no cuentan con personal, siendo esto último muy fácilmente solucionable.

Podemos continuar con más especies (Cangrejo autóctono, Perdiz pardilla…), en muchos casos la delicada situación en que se encuentran esta motivada por la desaparición de su hábitat, siendo las restantes causas menores.

Amigos de la Tierra La Rioja NO VA A CELEBRAR EL DÍA MUNDIAL DE LA BIODIVERSIDAD porque creemos que no se puede celebrar. Instamos al Gobierno Autonómico que empiece a trabajar porque ya queda poco tiempo para revertir toda esta situación

En Logroño, 20 de mayo de 2022

 

La problemática existente con el conejo y los daños a la agricultura no se soluciona con la caza, ni mucho menos. Esta problemática debe abordarse de una forma integral mediante la prohibición de la caza del zorro, cuestión reivindicada desde hace tiempo por esta asociación ecologista, y por el mantenimiento de cubiertas vegetales en los cultivos. No resulta nada positivo para cultivos como frutales o vid que el suelo se encuentre completamente desnudo, facilitándose incluso la perdida de suelo o que la fauna silvestre no encuentre ningún tipo de materia vegetal salvo los propios cultivos. Tampoco ayuda mucho el empleo indiscriminado de herbicidas como el glifosato, que arrasa cualquier tipo de vegetación silvestre en los cultivos, y que incluso se emplea en linderos o en caminos municipales.

La prolongación de la caza del conejo hasta el 30 de junio en 37 cotos riojanos, mediante “Resolución nº 629/2022 de la Dirección General de Biodiversidad por la que se concede autorización excepcional para la captura de conejo (Oryctolagus cuniculus) en aquellos acotados que presentan un nivel de riesgo rojo de daños a la agricultura” no va a implicar una disminución del problema, si no que se incrementará.

 

De todos los sistemas de captura el más discutible es “la caza nocturna desde vehículo con focos: Todos los días de la semana de Ocaso a Orto, en todo el coto”. Nos parece sumamente grave que se este incentivando desde la Administración Riojana que haya personas que lleven armas por la noche y que puedan disparar desde sus vehículos. No vemos ninguna ética y lógica en ninguna de las modalidades de caza, pero aún menos en la caza nocturna con vehículos.

 

Queda claro que la Consejería de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía del Gobierno esta supeditada a intereses sectoriales, pero no a los generales como la conservación del medio ambiente. Reiteramos que se trata de una medida contraproducente que incrementará los daños, hasta que no se adopten las medidas propuestas por esta asociación ecologista.

 

En Logroño, 13 de abril de 2022.

El desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), pese a ser una especie totalmente desconocida para la mayoría de la sociedad, es una joya de la fauna ibérica y también de La Rioja, y está en grave peligro de extinción. Sus principales amenazas, todas relacionadas con la degradación que los humanos ocasionamos a los ríos, son la contaminación, las alteraciones en los cauces (en forma de presas, canales, encauzamientos, dragados), los embalses (que impiden los movimientos del desmán y además alteran los ciclos naturales de los caudales), el cambio global (especies exóticas invasoras, cambios de regímenes hídricos, etc.) y ahora también el cambio climático, que amenaza con caudales más irregulares y escasos.

En 2019 estaba previsto llevar a cabo un nuevo estudio sobre la situación de esta especie en La Rioja, ya que el último se llevó a cabo en 2011. En dicho trabajo las conclusiones a grandes rasgos fueron:

  • La especie mantiene su distribución en La Rioja en apenas 3 subcuencas del Ebro (Oja, Najerilla e Iregua), pero no en la pequeña subcuenca del Duero, con muestras de una elevada fragmentación y aislamiento poblacional.
  • Ha desaparecido del 25% de su área de distribución nuclear con respecto al año 2011.
  • El estado de conservación del desmán es desfavorable e inadecuado, a efectos del cumplimiento de las directivas de la UE.
  • Uno de los grandes problemas actuales es la presencia del embalse de Mansilla, que aísla las poblaciones de los distintos valles y, además altera el río aguas debajo de la presa.
  • La construcción del embalse del Alto Oja supondría el acabose para el desmán.

 

Las medidas planteadas recientemente por el gobierno como la inclusión en el “Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre de La Rioja en la categoría de en peligro de extinción” llegan tarde, porque esta especie debería estar catalogado así desde hace muchos años, ya que la regresión es notoria, y las amenazas humanas siguen produciéndose, principalmente los embalses actuales (y futuros), degradación de riberas, y contaminación y alteración de cauces.

Desde Amigos de la Tierra de La Rioja solicitamos que la actualización del estado legal del desmán vaya acompañada de un plan de recuperación acorde, que impida y prohíba actuaciones lesivas sobre el hábitat de esta especie que está al límite de su extinción final y que aborde la necesidad de recuperación integral de los hábitats de la depauperada red fluvial de la Rioja, mediante acciones como demoliciones de presas y azudes, el deslinde del Dominio Público Hidráulico, y la creación de más reservas naturales fluviales protegidas.

En Logroño, 17 de marzo de 2022

Zorro atropellado en carretera local en Aldeanueva de Ebro (La Rioja)

El zorro rojo o común (Vulpes vulpes) es una de las dos especies de cánidos salvajes presentes en la España peninsular. Esta especie de zorro vive en casi todo el continente euroasiático y es el mamífero salvaje de más amplia distribución en el mundo, tras el ser humano. El motivo principal de la persecución desmedida del zorro tiene sus raíces en una incierta mala fama derivada de prejuicios hiperbólicos de algunas zonas rurales, así como en las campañas pre-democráticas de incentivos por el control letal de las mal llamadas alimañas, todo lo cual contrasta con la importancia sociocultural que atesora la especie y sus hazañas recogidas en forma de fábulas, imaginario popular, etc. Los cazadores le persiguen, a su vez, por el presunto impacto de este carnívoro sobre algunas especies cinegéticas, particularmente, en los efectivos de las poblaciones de conejos, liebres y perdices. Sin embargo, el factor del declive principal de las poblaciones cinegéticas de caza menor no son los depredadores, sino el manejo perverso de los hábitats por actividades agroganaderas intensivas, la caza abusiva, las enfermedades y las condiciones climáticas adversas.

Todos los trabajos científicos modernos sostienen que poblaciones de zorros proporcionan servicios ecosistémicos de incalculable valor en un escenario en el que es acuciante la correcta gestión para la preservación de la biodiversidad. Su rol como dispersores de primer orden de semillas proporciona en áreas antrópicas y fragmentadas el mantenimiento de la diversidad genética de las poblaciones de vegetales, restaurando un flujo génico en ambientes en el que sería escaso o inexistente. Este cánido salvaje forma parte de la estampa habitual de nuestros paisajes, es una especie clave ecológicamente para el control de insectos, roedores y crías de pequeños ungulados (como las de corzo y ciervo), constituye un regulador natural de una amplia variedad de organismos que potencialmente pueden causar epizootias y hasta un escudo contra pandemias. El zorro es el mejor raticida natural y gratuito para los intereses agrícolas, ya que una familia entera de este animal puede consumir miles de ratones cada temporada. Además, no necesita acciones humanas para su control poblacional, porque como todas las especies, tiene depredadores naturales (búhos y águilas reales, lobos, entre otros) y numerosos factores de mortalidad no natural provocada por la presión humana creciente (atropellos, caza ilegal, ataques de perros, etc.).

De cualquier estudio riguroso, cabe deducir que no existe una clara necesidad de gestión cinegética generalizada del zorro en España, al menos en cuanto a conflicto por recursos con el ser humano y que en todos los planes de ordenación cinegéticos se omiten los valores ecosistémicos clave que proporciona. El tamaño y las tendencias poblacionales son desconocidos en el territorio de La Rioja por la ausencia de trabajos que así lo acrediten, aunque se reconozca que la población de zorros se encuentra actualmente extendida de forma generalizada. Pero la sociedad riojana del siglo XXI demanda un cambio de paradigma en la gestión de nuestra fauna salvaje, y la consideración de la caza como herramienta prioritaria de gestión es un asunto temerario por la importancia ecológica y los servicios que nos proporcionan algunos animales, como los zorros. Más de 10.000 personas han apoyado la campaña de change.org emprendida por Amigos de la Tierra de La Rioja demandando el cese de la caza del zorro. Países como Luxemburgo tienen vedada la caza del zorro. Desde nuestra organización solicitamos la inclusión de oficio del zorro rojo (Vulpes vulpes) en el Anexo del borrador de “Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural de La Rioja” que desarrolla el “Listado Riojano de Especies en Régimen de Protección Especial”, por los servicios ecosistémicos y el valor cultural de la especie. Solo así el Ejecutivo de Andreu y la Consejería de Dorado demostrarían un compromiso real y efectivo en la conservación de nuestro patrimonio natural.

En Logroño, 19 de febrero de 2022

Tarda una media de 16 años en aprobar un plan de recuperación de especies amenazadas

En España, el marco nacional de protección de la biodiversidad está regulado por la Ley 42/2007, la cual crea el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y Catálogo Español de Especies Amenazadas. Este listado fue aprobado por el Real Decreto 139/2011, el cual incluye a todas las especies protegidas en nuestro país. Dentro de ese RD 139/2011, existen más de 100 especies de vertebrados terrestres protegidos y catalogados como amenazados por su probabilidad de extinción, de los cuales, al menos 22 taxones, están presentes en la comunidad autónoma de La Rioja. La normativa general española exige a las autonomías aprobar para todas las especies catalogadas un plan de conservación y/o recuperación en unos plazos máximos de 3 a 5 años, según la categoría de protección.

Fotografía de David Fernández Altuzarra. Visón europeo en cautividad en el Zoo de Madrid

Fotografía de David Fernández Altuzarra. Visón europeo en cautividad en el Zoo de Madrid

Un artículo reciente publicado en la revista científica internacional Journal for Nature Conservation (1) realiza una revisión profunda sobre el grado de cumplimiento de esas exigencias legales nacionales por cada comunidad autónoma. Y los datos que ofrece dicho estudio científico para La Rioja son desoladores y contundentes.

  • La comunidad autónoma de La Rioja tiene a 8 (37%) de las 22 especies catalogadas nacionalmente y presentes en su ámbito administrativo, sin un plan de conservación y/o recuperación aprobado. El grupo de las aves y los anfibios es el peor considerado en ese aspecto.
  • El promedio de tiempo desde que una especie catalogada como amenazada de extinción hasta que se aprueba el necesario y obligado plan de recuperación es de 16 años (la media nacional es de 9 años), lo que sitúa a nuestra Comunidad en el cuarto peor puesto del ranking de las 15 regiones españolas consideradas en el estudio en lo que a tardanza se refiere.
  • La media de tiempo desde que una especie catalogada como vulnerable hasta que el ejecutivo regional aprueba el necesario y obligado plan de conservación es de 16 años (la media nacional es de 10 años), lo que sitúa a nuestra Comunidad en el sexto peor puesto del ranking de las 15 regiones españolas consideradas en el estudio en lo que a tardanza se refiere.

Sorprenden estos datos teniendo en cuenta que La Rioja dispone de fondos económicos para sustentar políticas de conservación activas, es la sexta región en términos de mayor renta per cápita (€) (2018) y que sus ciudadanos ocupan también el sexto lugar entre los más preocupados por la situación del medio ambiente (76,5% de los encuestados; por encima de la media española, según el INE 2008).

Desde Amigos de la Tierra La Rioja instamos a que el Gobierno de la Rioja sea responsable, cumpla con sus obligaciones legales en materia de protección de biodiversidad, y que ponga fin a esos bochornosos datos, aprobando en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR) todos los planes de recuperación de las especies amenazadas pendientes a lo que está obligado por el marco vigente.

 

 

 

Hoy hemos podido ver en el Boletín Oficial de La Rioja, como se anuncia la exposición pública el parque eólico Ausejo-Ocón y el tendido eléctrico desde el citado parque hasta la subestación eléctrica de Santa Engracia, así como la declaración de Utilidad Pública de este proyecto por parte de la empresa Molinos de La Rioja, S.A. Estamos hablando de un parque eólico de 50 MW junto con un tendido eléctrico que discurrirá justo por las faldas de la Sierra de la Hez. La empresa promotora ni siquiera se quiere molestar en soterrar el tendido eléctrico, como están contemplando otros proyectos como el Parque Eólico Aldealobos. Es más que evidente que solo buscan tener los menores gastos posibles, importándoles muy poco las afecciones al paisaje, que podrían disminuir con el soterramiento.

De concederse la declaración de utilidad pública supondrá la ocupación urgente de terrenos.

Amigos de la Tierra La Rioja ha solicitado toda la documentación que avala la solicitud de declaración de utilidad pública del presente proyecto. No sabemos qué diferencias existen con otros proyectos que se están tramitando en esta zona. Tal vez la motivación sea la creciente oposición ciudadana del conjunto del Valle de Ocón al desarrollo incontrolado y sin planificación de los números parques eólicos que están previstos en esta zona.

Para esta entidad no es de recibo ni reducir los plazos, ni dejar en una mayor indefensión a la ciudadanía que ni siquiera va a poder discutir sobre las expropiaciones de un proyecto con más de 25 años de vida útil.

Parece mentira, que cuando las competencias de energías renovables se encuentran en manos de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, se vayan a cometer los mayores atropellos ambientales, así como sobre la ciudadanía.

 

En Logroño, 25 de febrero de 2021.

Parte de estas ayudas están condicionadas a medidas agroambientales, como la adopción de medidas de compatibilidad de ganadería y lobo

Consideramos completamente inadmisible que ciertos colectivos que son beneficiarios con más de 0,5 millones de euros de ayudas de la PAC, siendo una parte para compatibilizar ganadería y lobo, hablen de “medidas de control” e incluso de “generar la desaparición de la ganadería en la sierra”.

Una actividad económica como la ganadería extensiva no puede condicionar su existencia al exterminio de una especie como el lobo. Se están dando ayudas públicas a través de la PAC: más de 20.000 euros por ganadero. Por lo tanto, no estamos hablando de un tema de dinero sino de falta de interés por adoptar medidas para compatibilizar ganadería y lobo.

Tanto la Consejerías de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, así como la Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad miran para otro lado. La función de ambas consejerías ha sido “la de soltar dinero sin condiciones”. Han sido incapaces de exigir medidas a los ganaderos para que no se produzcan daños, así como de estudiar la problemática en profundidad, salvo adoptar medidas para lograr el exterminio del lobo en La Rioja.

No hay un ejemplo de peor empleo del dinero público en La Rioja que las ayudas de la PAC con la ganadería extensiva en la Sierra.

Es el momento, de que el Gobierno Riojano del PSOE, Podemos con el apoyo de IU adopten una política ambiental y ganadera moderna.

Exigimos de forma inmediata que el lobo deje de ser una especie cinegética en La Rioja. Es inconcebible la persecución de sufre en estos momentos.

En Logroño, 30 de octubre de 2020.

La ley de caza debe respetar los derechos de las personas no cazadoras

La caza, la pesca y la recolección se practicaron desde el origen de los tiempos, como necesaria actividad para la supervivencia del hombre, siendo seres nómadas. Estas formas de recurso alimentario quedaron como actividades complementarias, cuando llegado el Periodo Neolítico, se descubrió la agricultura y la ganadería, como recursos mucho más productivos y seguros con los que poder garantizar su alimentación. Los humanos se transformaron en seres sedentarios y con ello, comenzaron a formar comunidades más amplias llegando los primeros poblados estables.

De todo esto que sucediera hace 10.000 años hasta nuestros días, hemos avanzado hacia una sociedad moderna en los países más avanzados, no teniendo sus costumbres nada que ver con la ancestral necesidad de cazar.

Pero esa actividad, ya no es necesaria para poderse alimentar. Sin embargo, sigue en alguna medida practicándose por una pequeña parte de la sociedad, que llama deporte a la caza, a salir al campo portando armas avanzadas para matar animales con todas las ventajas posibles, por el estricto placer de hacerlo, poder poseer los trofeos de sus despojos…

No cabe duda que ahora la caza es poco más que una actividad social, con la cual sus practicantes, generan un volumen de negocio, a la vez que mantienen estrechos vínculos componiendo sus asociaciones y federaciones consideradas deportivas.

Es una actividad, por lo tanto, minoritaria, pero legal, y como tal necesitada de reglas y normas que la hagan posible y sostenible. Sostenible, palabra ahora tan en boga, que se aplica, a cuestiones relativas al marketing, a todo lo que nos rodea… no siendo la caza una excepción.

Por lo tanto, desde Amigos de la Tierra La Rioja, como miembros del Consejo Regional de Caza en La Rioja, siendo representantes de los movimientos Naturalistas, Ecologistas y Conservacionistas Riojanos hemos sido convocados a presenciar y en alguna medida participar, en la creación de la “Nueva Ley de Caza en La Rioja”.

Por ello y una vez estudiada con detenimiento el borrador de la propuesta de Ley, nos dirigimos a enumerar y describir, lo que en su articulado entendemos debería no incluirse, así como todo lo que consideramos que falta en él, para que pueda ser considerada una ley acorde con los tiempos en que vivimos. Una ley acorde que contemple el declive de esta afición, y las nuevas y muy diferentes formas de ver la fauna silvestre por la mayoría de la sociedad.

En La Rioja en 2010, existían 13.167 licencias de caza en 2019 habiendo transcurridos 10 año, el número de licencias ha descendido a 10.159. Por lo tanto, han descendido un 23%, siendo el número de bajas de 4.045 y tan solo 925 nuevas incorporaciones en este periodo.

En el mismo periodo de tiempo, en nuestra Comunidad se han dado caza certificada, es decir, contabilizada desde cotos y batidas a 8.353 zorros y 910.969 conejos.

Este año, como algunos anteriores los agricultores han iniciado una batalla reivindicativa para que se matasen más conejos, aunque nos encontráramos en pleno periodo de veda. El motivo que han esgrimido han sido daños producidos en sus cultivos. Estos cultivos, sobre todo la vid, queda sin cubierta vegetal impidiendo la alimentación natural de los animales. Como paradoja podemos comprobar como los conejos que servirían de alimento natural a los raposos, son diezmados previamente en controles de depredadores.

Comprenderán que por esto y cosas semejantes, resulta chocante el empleo de la palabra sostenibilidad aplicada a la actual gestión de la caza.

Otra cuestión de interés ha sido que, en el periodo indicado de los últimos 10 años, la superficie donde se puede practicar la caza en La Rioja se ha mantenido inamovible, 488.321 ha. en 2010 y 488.443 ha. en 2019.

   Por ello incluimos entre nuestras aportaciones como alegaciones, a la nueva Ley de Caza, lo siguiente:

El cese del control de depredadores autóctonos, exigiendo se respeten y fomenten. Estos animales son los auténticos reguladores en la cadena trófica, siendo los únicos en regular per se, con su sola presencia a los diversos animales que conforman su alimentación. Protegiendo a los depredadores la fauna estará equilibrada tanto en densidad y aspectos relativos a salubridad. Por lo que requerimos sea erradicado el eufemismo del control, que realmente es matar depredadores y se prohíba expresamente.

Realizar la progresiva reducción del espacio dedicado a la caza en nuestra comunidad. Deben pasar dichos espacios a ser vedados, no tan solo con el enfoque de ser reservorios facilitadores de la recuperación de las especies más amenazadas según reza en el apartado dedicado a los Vedados de Caza. Deben estar plenamente enfocados al disfrute plural y familiar, donde poder desarrollar actividades no violentas de carácter deportivo, educativo, turístico o de esparcimiento.

Respecto a la caza por parte de menores de edad: alegamos frente a la pretensión de la Ley de permitir la caza a menores de edad bajo tutela de un adulto, no se debe permitir bajo ninguna circunstancia que puedan obtener la licencia de caza.

Al igual que la responsabilidad requerida para el ejercicio del voto o la obtención del carnet de conducir de automóviles no se alcanza hasta cumplir el mínimo de 18 años, no pudiéndose realizar ninguna de estas actividades ningún menor de edad ni bajo tutela de otro adulto, respecto a la caza la situación sería extrapolable. No entendemos razonable en el caso de la caza, que sea permitida a los menores de edad, más contando se trata de una actividad tan violenta como inevitablemente peligrosa.

Rechazamos la pretendida creación en el nuevo reglamento, de la figura del guía de caza profesional. Consideramos totalmente insuficiente la información contemplada en el borrador de Ley de Gestión Cinegética para justificar la creación de dicha figura. Es completamente imprescindible para la creación de una figura de este nivel, tener concretado y reglamentado desde el primer momento, los requisitos para su nombramiento, sus funciones específicas y limitaciones. Por tal motivo nos oponemos a la inclusión, en esta ley, de dicha figura por pretender realizarse de modo inapropiado.

   Reclamamos la prohibición de la utilización de la munición de plomo en la caza.

En España la caza con armas provoca la dispersión anual de 6.000 toneladas de plomo por nuestros campos, llegando a los acuíferos. Existen pruebas irrefutables de que cada año fallecen millones de aves en el mundo por la ingesta inadvertida de los perdigones de plomo que encuentran abandonados en sus hábitats. Reiteramos la necesidad de incluir prohibición expresa a la utilización del plomo como munición en la caza.

Instamos a que se contemplen medidas para evitar el abandono de las vainas de los cartuchos. Otra de nuestras alegaciones hace referencia a la urgente necesidad de concluir con el abandono de las vainas de los cartuchos en el campo durante las cacerías. Visto que el borrador de Ley de Gestión Cinegética indica que todo cazador debe recoger las vainas que utiliza. Resulta que, con tan solo con dar un paseo por las zonas de caza, no se está cumpliendo. La no degradación de esos cartuchos constituye un problema acumulativo medioambiental que claramente esta nueva Ley debe resolver.

   Para lo cual alegamos la necesaria la inclusión de un apartado específico que haga mención a la devolución de las vainas usadas, mediante el canje, éste realizaría al comprar nueva munición. Se debe obligar a su cumplimiento a todo cazador y comercio que actúe en nuestra comunidad autónoma, llevando el correspondiente registro del canje. La Rioja podría hacerlo, dando ejemplo a otras, con una ley “del y para el siglo XXI.

   Solicitamos la creación de un registro de perros en propiedad. Dado el continuo abandono y sacrificio de perros una vez finalizada la temporada de caza, vemos imprescindible que se articule la exigencia de un “registro de perros en propiedad de cada cazador”, en el cual se registre el número de microchip implantado en el animal. El perro solo desaparecería de dicho registro por causas debidamente justificadas.

  Fin de la caza con galgos y caza en madriguera. Asimismo, debido el abandono o cruel sacrificio de los perros galgos, que sistemáticamente se viene produciendo, todos los años al terminar la temporada de caza exigimos que sea prohibida la caza con galgo en nuestra comunidad, al igual que la caza con perros de madriguera, modalidad que no respeta el único refugio de los animales. La caza en madriguera incurre más que ninguna otra modalidad en falta de ética por la extrema indefensión del animal. Existiendo toda una serie de otras modalidades que consideramos que esta ley no debe contemplar.

   Rechazamos la taxidermia. La taxidermia es una actividad que en este siglo no tiene ningún sentido. Los animales cazados se convierten en despojos convertidos en adornos, no teniendo ningún tipo de utilidad. Dichos despojos eufemísticamente naturalizados forman parte de un negocio, que en algún caso ha promovido la caza furtiva, así como la caza con el objetivo de insaciables trofeos que coleccionar.

Además, amplios sectores de la sociedad actual rechazan la presencia de esos despojos tanto en lugares públicos como privados, por resultarles ofensiva la exposición de los animales taxidermizados. Siendo hoy mayoría las personas que defienden, desean y protegen la vida en libertad de todos los animales. Así como también muy especialmente, los que reclaman que los niños no sufran impactos no deseables en su periodo de educación queremos que la nueva Ley no se autorice expresamente en su articulado la misma.

Esperamos que la “nueva” sensibilidad que quiere abanderar el Consejero “incluya” todas nuestras aportaciones y alegaciones a la Ley de Caza.

En Logroño, 12 de septiembre de 2020.

Amigos de la Tierra La Rioja denuncia estos vertidos ante diferentes administraciones

 

Amigos de la Tierra La Rioja denuncia que estos vertidos infringen sistemáticamente la normativa europea

Nuevamente se han producido vertidos de aguas residuales al Iregua, en este caso parece ser que son de procedencia industrial. Estos vertidos se han realizado desde el colector de aguas pluviales de la localidad de Lardero, que finaliza en el Iregua, en el término municipal de Villamediana.

En anteriores ocasiones ya hemos denunciado los vertidos producidos desde el colector al Iregua, habiendo sido multados por la Confederación Hidrográfica del Ebro. Sin embargo, parece ser que no es suficiente porque nuevamente se han producido, pero en este caso no tienen que ver nada con aguas pluviales (lluvia) ni con vertidos de aguas residuales urbanas.

Creemos que son vertidos de procedencia industrial por su coloración azul. Deben ser vertidos realizados desde alguna instalación industrial al colector de aguas pluviales de Lardero.

Pedimos al Ayuntamiento de Lardero y Villamediana para que investiguen estos hechos, depuren responsabilidades y adopten medidas para eliminar la recurrencia de estos vertidos, puesto que son ilegales a tenor de las Directivas Europeas.

En este río tenemos hábitats y especies salvajes protegidas de interés comunitario (e incluso alguna declarada en peligro crítico de extinción como el visón europeo) y los vertidos sistemáticos que sufre el río Iregua en su desembocadura afectan al estado de conservación de esas especies y hábitats, que ya es de por sí desfavorable. Demandamos a la Confederación Hidrográfica del Ebro, al Gobierno de La Rioja, así como a los diferentes ayuntamientos del valle del Iregua a que pongan fin a los vertidos a este rio. El Iregua no es un canal de agua por donde discurre el agua residual de nuestras actividades humanas. Es un río que necesita una restauración ecológica integral. Es hora de que las administraciones públicas, que están al servicio de los ciudadanos, aseguren un futuro más sostenible y ambientalmente respetuoso para nuestro patrimonio natural.

 

En Logroño, 30 de agosto de 2020.