La oposición en bloque se echa para atrás en la protección del suelo riojano, sólo 3 meses después de votar a favor

Desde la publicación del Real Decreto-Ley 6/2022, de 29 de marzo, de medidas urgentes de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, tenemos clara cuál es la postura del Gobierno central frente a la instalación de proyectos eólicos y fotovoltaicos de manera poco ordenada y reduciendo la tramitación ambiental que estos proyectos deben seguir, justificando su postura en razones de interés público por la situación acontecida en Ucrania. No nos causa sorpresa que el Gobierno riojano siga la misma dinámica que Madrid.

Sin embargo, nos causa estupor lo pronto que se ha olvidado la oposición riojana de la preocupación de las plataformas vecinales ante la proliferación indiscriminada de proyectos eólicos y fotovoltaicos en sus localidades. Buena muestra de que a nuestros políticos no les preocupa nada la protección de la biodiversidad más allá de su día oficial, el domingo 22 de mayo.

No encontramos otra explicación para haber votado, hace 3 meses, a favor de una moratoria en la autorización e instalación de nuevos proyectos eólicos y fotovoltaicos en nuestra comunidad ante la entonces “falta de planificación” de la que acusaban al Ejecutivo riojano, y que ahora sean ellos mismos (PP, Ciudadanos e IU) los que soliciten suspender durante 6 meses esa moratoria, permitiendo así continuar con la tramitación administrativa de proyectos tan conflictivos como los planteados en Jubera o el Valle de Ocón, entre otros.

Según un reciente informe publicado este año por la Estación Biológica de Doñana (CSIC) sobre el Impacto de Instalaciones de Energías renovables en la Avifauna, “la urgente necesidad de descarbonizar la producción de energía en modo alguno puede justificar la pérdida de valores naturales únicos y acrecentar la pérdida de diversidad biológica que han provocado las sociedades modernas, y que forma parte del cambio global que compromete los servicios ecosistémicos y el bienestar humano”.

Tomen nota, señorías.

 

En Logroño, 23 de mayo de 2022.

La CHE quiere despilfarrar 657.616 € de dinero público en intervenciones que degradan la calidad ambiental de hábitats y especies protegidas de riberas de la cuenca del Ebro en La Rioja, y ante ello, la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, dice en un informe de evaluación simple y carente de rigor técnico, que si a todo, sin haber evaluado la afección a una centenar de especies protegidas por la legislación europea y nacional.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha realizado recientemente un proyecto, de 598 páginas, que incluye un borrador de pliego de prescripciones técnicas particulares para la ejecución de obras, bajo el eufemismo de mejoras ambientales, en distintos tramos de ríos de la cuenca del Ebro en La Rioja (Iregua, Najerilla, Tirón, Leza y sus afluentes), sobre hábitats protegidos de especies listadas y catalogadas en la Red Natura 2000.

Ese proyecto fue remitido el pasado 22 de septiembre del año 2021 por la CHE al Servicio de Conservación de la Naturaleza y Planificación de la Dirección General de Biodiversidad del Gobierno de la Rioja para conocer la evaluación de las repercusiones ambientales. Para sorpresa de cualquier persona sensible en materia ambiental y conocedora del deplorable estado de conservación de nuestros ríos, el órgano ambiental competente regional se despachó favorablemente, con un informe de apenas 4 folios, a todas las actuaciones propuestas de la CHE, señalando escasas limitaciones físicas y temporales a las obras por la presencia de apenas dos especies protegidas (visón europeo y desmán ibérico), y afirmando, sin demostrar ni hacer una evaluación competente, que no se iban a producir afecciones significativas sobre hábitats y taxones de interés comunitario y que todas las actuaciones resultaban compatibles con los objetivos de conservación establecidos en los Planes de gestión y ordenación de los recursos naturales de espacios de la Red Natura 2000.

Nos llama la atención la simpleza argumental de nuestra administración regional a la hora de evaluar las actividades de impacto ambiental que propone la CHE sobre nuestros espacios y especies protegidos, por las siguientes cuatro razones:

En primer lugar, por su falta de diligencia con la sociedad civil, ya que no ha informado de ello en distintos órganos de participación, y ha tenido la oportunidad para ello, como en los Consejos Asesores de Medio Ambiente (al menos dos celebrados).

En segundo lugar, por el escaso rigor técnico y holístico en un informe administrativo de evaluación de los impactos al uso con una visión de conjunto propia del siglo XXI, porque esas obras afectan no solo a desmanes ibérico y visones europeos, sino también a muchas otras especies protegidas a nivel regional, nacional y europeo, y de forma significativa, sobre el castor europeo (Castor fiber) y a la nutria (Lutra lutra), por citar a otros mamíferos semiacuáticos igualmente protegidos. En tercer lugar, el Gobierno de la Rioja es conocedor del estado de conservación desfavorable e inadecuado de las dos únicas especies sobre las cuales ha mostrado reservas, y resulta que permite actuaciones humanas para degradar más aún ese estado de conservación, a pesar de que el mandato legal es el opuesto, el alcanzar un estado de conservación favorable.

En cuarto lugar, y más importante, porque aunque el informe de la CHE utilice eufemismos de “mejora ambiental” encubriendo limpiezas de márgenes que la Consejería de lo ambiental de La Rioja no ha atajado, nuestro Ejecutivo regional, en vez de abordar la necesidad de dejar más espacio a las depauperadas riberas (algo que la CHE no quiere abordar), tolera actuaciones que son contraproducentes, y que van a provocar numerosos efectos secundarios, todos ellos muy negativos, rompiendo puntualmente la dinámica hidromorfológica longitudinal, transversal y vertical, eliminando sedimentos y vegetación viva, las cuales está ejerciendo unas funciones de regulación en el funcionamiento, permitiendo la extracción de madera muerta, que también tiene una función fundamental en los procesos geomorfológicos y ecológicos, y perturbando el hábitat crítico de especies protegidas europeas. En definitiva, tanto la CHE como nuestro Gobierno, exhiben una visión del río muy primaria y obsoleta para el s. XXI, simplemente como conductor de agua de un punto a otro.

Los ciudadanos de La Rioja nos merecemos administraciones que velen de forma efectiva por el cumplimiento la legislación y por nuestro patrimonio natural en los ríos.

En Logroño, 16 de mayo de 2022.

Desde la administración regional de La Rioja se está impulsando una política ambiental que orbita en torno a la caza y la pesca como herramienta prioritaria de gestión del territorio. Además, se ha declarado públicamente que la caza es un recurso que no está explotado al máximo y se debe explotar aún más. Todos estos hechos en pro de la actividad cinegética resultan más que patentes en terrenos de titularidad pública, gestionadas directamente por la Administración, como es la Reserva Regional de Caza de Cameros-Demanda, donde el modelo de intensificación sobre ungulados salvajes (ciervos y jabalíes) impuesto es claramente un fracaso.

Las diversas manifestaciones y acciones del Gobierno de la Rioja de apuesta inequívoca por la intensificación y fomento de la caza como acicate para el desarrollo económico y la gestión ambiental nos produce pánico porque el ejercicio de una actividad recreativa, pero letal y con consecuencias brutales perniciosas para la naturaleza, debería constituir un aspecto supeditado a la conservación, cuestión que incumple repetidamente una consejería que se autodefine de Sostenibilidad y Transición Ecológica y que debería promover usos mucho más diversificados y sostenibles, especialmente, si no acredita el cumplimiento de los objetivos que perseguía. Si los objetivos no se cumplen (reducción numérica de algunas poblaciones de animales salvajes) es porque la gestión no ha funcionado y es el modelo el caduco.

La Red de Espacios Naturales fue creada con el fin de conservar el patrimonio natural de la Comunidad, así como promover la conservación de sus valores medioambientales, no sólo cinegéticos. El 33% de la superficie regional está protegida en la red ecológica europea de espacios protegidos (Red Natura 2000) y el 51% del territorio está sometido a alguna figura de protección adicional.

La política impulsada por el Gobierno de La Rioja está prestando especial atención a un porcentaje de la población que solamente representa al 4% de los habitantes de nuestra región, y se ignora que más del 96% de la población no ejerce la actividad cinegética. La utilización de la caza como herramienta básica de gestión ambiental en el 96% del territorio regional es una simplificación temeraria de un asunto complejo que afecta al funcionamiento de los ecosistemas, y por tanto al espacio vital de todos los ciudadanos. El incremento de la demanda de actividades de ocio y tiempo libre en la naturaleza, permite plantearse una vía clara de desarrollo de un sector de servicios ajeno a una actividad minoritaria como la caza (y muchas veces excluyente frente a otros usos, como los turísticos, etc.).

Desde Amigos de la Tierra La Rioja nos parece oportuno exigir que con los impuestos de la ciudadanía nuestro medio natural tenga otro tipo de gestión y una diversidad de usos que actualmente carece, ya que nos encontramos sujetos al yugo de una actividad cinegética en una superficie de 5.000 km2, que supone la muerte de casi 250.000 animales de forma anual, y que cuesta a todos los riojanos al menos 1.281.205 euros en los presupuestos regionales en el período 2019-2022. El Gobierno “progresista y del cambio” del PSOE no ha venido a corregir esta gravísima situación. A esa cantidad económica hay que añadir muchos más millones de euros provenientes de la externalización de los impactos de la caza (veneno, plumbismo, atropellos en carretera, coste ecológico de no tener una biodiversidad completa como la presencia de osos, lobos y linces, etc.). Una actividad como la caza debería estar basada en fundamentos sólidos, no económicos, sino también éticos, sociales y científicos, los cuales no justificarían nunca esa actividad.

En el contexto internacional se han ensayado numerosos programas de desarrollo al amparo de la protección de espacios naturales, que se han erigido en alternativas viables y compatibles con la conservación del entorno. Costa Rica o Bostwana, son países que han apostado por el ecoturismo como una de sus principales fuentes de ingresos renunciando a la caza. Y la cuestión es ¿qué ha hecho la administración regional al respecto? La falta de un modelo de estas características es uno de los principales males que acusan los espacios naturales de la Rioja, y sirve de ejemplo negativo sobre la falta de iniciativas y el fracaso nuestro gobierno en materias que no involucren el fomento de la caza.

En Logroño, 7 de mayo de 2022.

 

Zonificación del PORN del Alto Najerilla. Extraída del PORN.

Amigos de la Tierra La Rioja plantea alegaciones para que se cree un “verdadero espacio natural protegido”

El Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Alto Najerilla nace única y exclusivamente por motivos políticos, no aportando nada a la conservación del medio natural, tal y como se está planteando, sino seguir favoreciendo actividades económicas y turísticas en la zona del Alto Najerilla.

 

El PORN dado que se contemplan zonas de uso limitado (ZUL) y de uso general (ZUG) en las cuales se pueden realizar usos permitidos, planteamos que las Zonas de Uso Restringido pasen a ser Zonas de Usos Prohibidos (ZUP). Esta última zona debe ocupar como mínimo un 5% de la superficie total, se caracterizaría por no permitir actividades extractivas, ni caza ni actividades de índole deportiva-recreativa-ocio. Es deseable que empecemos a plantear zonas sin actividad humana donde los ecosistemas empiecen a recuperarse sin intervenciones.

 

Asimismo, pedimos que, con carácter general, la caza y la pesca como actividades recreativas o como aprovechamiento de animales silvestres, sean incompatibles con los objetivos y finalidades del presente PORN por las repercusiones que tienen sobre los procesos naturales y en especial sobre la fauna y también por su impacto sobre el uso público. Como consecuencia, la caza y la pesca en el interior del Alto Najerilla en las Zonas de Usos Prohibidos ZUP (~ Zonas de Usos Restringidos) deben ser consideradas como actividades no compatibles y por lo tanto deberían ser consideradas como actividades no permitidas. En las Zonas de Usos Limitados solo se autorizarán en casos excepcionales, para lo cual se redactará un Plan Técnico, que tendrá que ser aprobado por unanimidad por el Patronato del ENP (Espacio Natural Protegido).

 

Asimismo, solicitamos que la gestión del uso público se haga en consonancia con los compromisos de conservación, las expectativas de la sociedad, y acorde con los estándares propuestos para este ámbito por entidades internacionales como la “UICN” y la “European Wilderness Society”.

 

Esperamos que el conjunto de las alegaciones sea tenido en cuenta para lograr un verdadero Parque Natural en el Alto Najerilla.

 

En Logroño, 30 de abril de 2022.

 

La problemática existente con el conejo y los daños a la agricultura no se soluciona con la caza, ni mucho menos. Esta problemática debe abordarse de una forma integral mediante la prohibición de la caza del zorro, cuestión reivindicada desde hace tiempo por esta asociación ecologista, y por el mantenimiento de cubiertas vegetales en los cultivos. No resulta nada positivo para cultivos como frutales o vid que el suelo se encuentre completamente desnudo, facilitándose incluso la perdida de suelo o que la fauna silvestre no encuentre ningún tipo de materia vegetal salvo los propios cultivos. Tampoco ayuda mucho el empleo indiscriminado de herbicidas como el glifosato, que arrasa cualquier tipo de vegetación silvestre en los cultivos, y que incluso se emplea en linderos o en caminos municipales.

La prolongación de la caza del conejo hasta el 30 de junio en 37 cotos riojanos, mediante “Resolución nº 629/2022 de la Dirección General de Biodiversidad por la que se concede autorización excepcional para la captura de conejo (Oryctolagus cuniculus) en aquellos acotados que presentan un nivel de riesgo rojo de daños a la agricultura” no va a implicar una disminución del problema, si no que se incrementará.

 

De todos los sistemas de captura el más discutible es “la caza nocturna desde vehículo con focos: Todos los días de la semana de Ocaso a Orto, en todo el coto”. Nos parece sumamente grave que se este incentivando desde la Administración Riojana que haya personas que lleven armas por la noche y que puedan disparar desde sus vehículos. No vemos ninguna ética y lógica en ninguna de las modalidades de caza, pero aún menos en la caza nocturna con vehículos.

 

Queda claro que la Consejería de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía del Gobierno esta supeditada a intereses sectoriales, pero no a los generales como la conservación del medio ambiente. Reiteramos que se trata de una medida contraproducente que incrementará los daños, hasta que no se adopten las medidas propuestas por esta asociación ecologista.

 

En Logroño, 13 de abril de 2022.

El próximo 11 de abril se inaugura en Logroño la exposición itinerante “DEFENSORES Y DEFENSORAS DEL MEDIO AMBIENTE”

A través de 12 paneles diseñados por expertos de Amigos de la Tierra La Rioja, los asistentes a la muestra fotográfica podrán conocer la peligrosa labor de valientes defensores y defensoras del medio ambiente en Centroamérica.

Durante el recorrido fotográfico, los visitantes podrán poner rostro a mujeres y hombres centroamericanos que han llegado a perder la vida o la libertad por defender el medio ambiente y los recursos naturales de sus regiones de la explotación inescrupulosa de emporios multinacionales.

La inauguración de la exposición que tendrá lugar el 11 de abril a las 19.30 h en la sede de La Gota de Leche de Logroño, irá acompañada del taller «La Agenda 2030: una ruta sostenible para que nadie se quede atrás» en el que los asistentes podrán conocer la Agenda 2030 y los objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por temas de aforo será necesario confirmar la asistencia rellenando el formulario adjunto: – Amigos de la Tierra La Rioja.

Taller «La Agenda 2030: una ruta sostenible para que nadie se quede atrás» – Amigos de la Tierra La Rioja

 

La presente actividad cuenta con la colaboración de la Consejería de Igualdad, Participación y Agenda 2030 del Gobierno de La Rioja.

 

En Logroño, 6 de abril de 2022.

Estimado Sr. Alcalde de Alfaro,

La semana pasada en las obras de ejecución de un colector de aguas residuales en la Avenida de la Vía de Alfaro, se han talado más de una docena de Pinos (Pinus halepensis). Se trata de arbolado con más de 30 ó 40 años de edad que contribuían a mejorar nuestra ciudad.

Somos testigos en pleno siglo XXI de situaciones como ésta en la que se ejecutan obras sin tener en cuenta el medio ambiente. Nos resulta completamente inconcebible que no se haya respetado este arbolado y que, seguramente, ni siquiera se hayan buscado otras alternativas.

Creemos que nuestra ciudad debe evitar la tala de arbolado urbano porque siempre existen otras opciones. El arbolado en Alfaro además de proporcionar sombra, haciendo más llevaderas las temperaturas veraniegas cada vez más intensas, proporciona refugio a la fauna y embellece la ciudad. No debe ser algo prescindible como lo ha sido en este caso. Es un patrimonio de todos nosotros que ha de ser conservado.

Le pedimos que como mínimo recupere el arbolado en esta calle de Alfaro con arbolado de similares características. Tendrán que pasar años hasta que se consigan ejemplares del mismo porte que el que alegremente se ha eliminado. Al igual que en los proyectos de construcción se contempla seguridad y salud o la gestión de residuos, le recomendamos que también incluyan aspectos ambientales para evitar daños al medio ambiente o contemplar medidas compensatorias como indicamos en esta carta.

Alfaro, 31 de marzo de 2022

Los humedales y en general todas las aguas dulces continentales, son hábitats mega-biodiversos de importancia fundamental para un mejor funcionamiento de nuestros ecosistemas, incluso en lugares tan humanizados como La Rioja. Además, son fundamentales para la mitigación del cambio climático y/o a la adaptación a él dado que retienen agua adulce. También son destacadas sus aportaciones al mantenimiento de economías locales.

Gracias a un acuerdo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, todos los 2 de febrero se celebran el “Día Mundial de los Humedales”, lo cual es especialmente importante porque estos ecosistemas están particularmente amenazados.

En España, el 80% de los hábitats de agua dulce están en un estado de conservación desfavorable y el 90 % de los humedales se ha perdido desde el siglo XVIII. Este es un fenómeno global, y en La Rioja no somos ajenos a esa realidad. Los humedales riojanos están estratégicamente posicionados en lugares muy importantes a lo largo del valle del Ebro. Pero su importancia ha sido denostada tradicionalmente. Solo contamos con 49 enclaves que forman enclaves integrados en el Inventario Español de Zonas Húmedas, y su estado de conservación es deplorable por las actividades humanas (agricultura, ganadería, etc.).

Es público y notorio el incremento de la presión humana en los entornos de nuestras zonas húmedas por las actividades recreativas y extractivas consentidas por diferentes administraciones públicas, lo cual genera una pérdida paulatina de biodiversidad en términos funcionales, lo cual hace que se degraden paulatinamente los servicios ecosistémicos que nos aportan, convirtiéndose en precarias islas cada vez más degradadas y aisladas rodeadas de zonas cada vez más humanizadas., con una biodiversidad testimonial y menguante.

En un día como el presente, cuyo lema seleccionado por Naciones Unidas es “Acción en favor de los humedales para las personas y la naturaleza”, desde Amigos de la Tierra La Rioja, queremos reiterar la necesidad de sensibilizar públicamente en aras a revertir la pérdida acelerada de humedales y promover su conservación y restauración. El Día Mundial de los Humedales es el momento ideal para que las personas conozcan más sobre estos ecosistemas de importancia crucial.

Desde aquí solicitamos al Gobierno de la Rioja que mediante figuras de protección efectivas y planes de protección específicos conserve para las generaciones futuras nuestros humedales como un verdadero tesoro que ha de preservarse. Solo así sería medible una verdadera apuesta institucional, para que dé eslóganes y días señeros pasemos a hechos constatables. Además, solicitamos que el Gobierno de la Rioja aborde la protección integral y restauración de las 49 zonas húmedas catalogadas así como de otras no catalogadas hasta alcanzar un estado de conservación favorable, y que desarrolle un plan de naturalización de todas aquellas balsas de riego financiadas total o parcialmente por fondos públicos para que se sumen a una red de humedales coherente que favorezca la conectividad de las poblaciones de vertebrados e invertebrados que las pueblan.

“Acción en favor de los humedales para las personas y la naturaleza” es el lema para 2022, que quiere destacar la importancia de lograr que los humedales se conserven y se usen en forma sostenible y racional. La organización de la campaña de concienciación sobre el Día Mundial de los Humedales está a cargo de la Secretaría de la Convención sobre los Humedales.

En Logroño, 2 de febrero de 2022

Una de las principales iniciativas del Gobierno de La Rioja es la propuesta de declaración del Parque Natural del Alto Najerilla. En estos momentos se encuentra sometido al proceso de consulta previa en La Rioja Participa. Literalmente se dice que “Proponer la aprobación del plan de ordenación de los recursos naturales y la declaración y gestión de los espacios naturales protegidos en el Parque Natural del Alto Najerilla“.

El Gobierno de la Rioja afirma que quiere avanzar en la declaración del Alto Najerilla como el segundo Parque Natural de La Rioja, convocando desde el 12/01 hasta el 28/01 a un proceso de participación pública en forma de Consulta Previa del proyecto de Decreto por el que se quiere aprobar el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Alto Najerilla, herramienta clave de gestión, pero no existe ningún tipo de información anexa al respecto, cuando una asistencia técnica contratada a la empresa TRAGSA para su elaboración que ha costado 58.961,53 € del erario público

Amigos de la Tierra La Rioja solo opinará sobre algo cuando se someta a exposición pública con la totalidad de la información. Difícilmente podemos opinar sobre un documento sin conocerlo, pero si el Gobierno Riojano facilita esta información desde luego que si participaremos. Creemos que hacen un flaco favor a la participación de la ciudadanía en cuestiones ambientales cuando no se muestra la totalidad de la documentación. Desde esta entidad hemos reclamado por escrito que someta esta información (PORN del Alto Najerilla) al público.

En Logroño, 27 de enero de 2022

 La mortalidad de aves por colisión y electrocución con tendidos eléctricos es un problema ambiental de primer orden y en particular constituye el factor de amenaza más relevante para la conservación de nuestras aves rapaces. En España más de 5 millones de aves mueren anualmente como consecuencia de la electrocución, de las que no menos de 33.000 son rapaces, protegidas por la legislación nacional e internacional. Por tanto, solo en La Rioja podrían perecer más de 50.000 aves anualmente por dicho motivo.

Este elevado daño que producimos a la fauna salvaje mediante las electrocuciones hace que este gravísimo problema ambiente pase por la agenda política y por los programas de las Administraciones competentes.

El marco de regulación nacional es el Real Decreto 1432/2008, que establece las medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión. En cambio, el marco normativo de referencia regional en estas cuestiones está obsoleto, muestra una falta de actualización con respecto a la norma nacional y europea, ya que se remonta a 1998 (Decreto 32/1998, de 30 de abril, por el que se establecen las normas de carácter técnico para las instalaciones eléctricas con el objeto de proteger la avifauna). No obstante, además del marco nacional de referencia, otras leyes estatales inciden en la necesidad de garantizar la conservación de las especies amenazadas y establecen claras obligaciones legales de prevención y evitación de daños medioambientales por el riesgo de electrocución de fauna, tales como la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental, la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico, la Ley 21/1992, de Industria, y la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental.

El cumplimiento de estas obligaciones de prevención y evitación de daños ambientales ha de ser asumido expresa y legalmente por quienes generen esas actividades de riesgo, lo cual emana de la Directiva 2004/35/CE de Responsabilidad Medioambiental, traspuesta mediante la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental. Eso significa que la obligación de asumir y reparar los costes ambientales corresponde al operador económico y profesional que lleve a cabo la actividad, no a la administración. Es cierto que las administraciones no pueden permanecer pasivas ni omitir, por competencia legal, sus responsabilidades en el requerimiento y/o subsanación de este problema de protección de la avifauna, pero lo han de hacer exigiendo a los titulares de las líneas eléctricas, en definitiva, a las compañías eléctricas, como Iberdrola.

En los presupuestos generales de La Rioja se viene apoyando mediante convenios a partes iguales a las empresas eléctricas para que corrijan los tendidos eléctricos. En el pasado ejercicio 2021 fue con 59.987,00 euros mientras que en los presupuestos correspondientes al 2022 asciende a 50.000 euros. En el caso del convenio firmado el pasado año entre la empresa Iberdrola y el Gobierno de La Rioja ambos aportaron la misma cantidad, 59.987,00 euros.

Amigos de la Tierra de La Rioja consideramos que resulta difícil explicar a la ciudadanía que el Gobierno de La Rioja, en un contexto con precios energéticos infraccionados, en un territorio en el que el 15,1% de los hogares tiene una situación de pobreza energética, siendo la 4º comunidad autónoma española con esa mayor tasa, invierta recursos públicos en convenios con empresas eléctricas para la responsabilidad de acciones que corresponde inequívocamente a dichas empresas.

Desde Amigos de la Tierra de La Rioja exigimos que se actualice el marco normativo regional en consonancia con los preceptos nacionales, con el objeto de que se corrijan todas las líneas eléctricas que ocasionan problemas a las aves, pero además nos preguntamos:

¿Con 120.000 € anuales, de los que el 50% son a cargo del erario público, se soluciona un problema ambiental tan grave?

¿Por qué el Gobierno de la Rioja realiza una inversión pública, y no exige a los operadores eléctricos privados el cumplimiento de la legislación, obligando a dichos operadores a corregir los tendidos eléctricos, como les demanda la legislación nacional?

Si los beneficios de una explotación son privados: ¿los perjuicios (reparar y corregir los daños ambientales) han de ser sufragados con dinero público?

Desde nuestro punto de vista, no consideramos ni ético, ni razonable, ni legal, que con dinero público se deban corregir parcialmente las líneas eléctricas operadas por empresas privadas. Algunas de esas empresas, que además se autopublicitan como “verdes “, omiten sus responsabilidad ambientales y legales, y el Gobierno de la Rioja, en vez de exigir las responsabilidades y la inversión para paliar y corregir los problemas, firma convenios con ellas, sufragados al 50% con dinero público y además con inversiones ridículas que difícilmente resuelven el problema a corto plazo.

En Logroño, 20 de enero de 2022