Hemos podido comprobar “in situ” como se han talado un tramo de ribera de elevado valor ambiental en pleno cauce del Yalde, por tanto, en dominio público hidráulico, es decir, terreno de todos. Este atentado ambiental sobre nuestro depauperado patrimonio ambiental, en primer lugar, requiere una denuncia ambiental, que como ciudadanos responsables hemos cursado por cauce administrativo a las dos administraciones implicadas, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y al Gobierno de La Rioja; en segundo lugar, requiere de una difusión pública para escarnio de los responsables y ejecutores de semejante; en tercer lugar, una depuración de responsabilidades, y en cuarto lugar, una inmediata restauración ambiental y compensación para restituir en la medida de lo posible lo irreversiblemente dañado.

Vemos habitualmente en los medios de comunicación como representantes del Gobierno de La Rioja y de la CHE realizan “postureo” ambiental y lavado verde “greenwashing” defendiendo las bondades del proyecto “Ebro Resilence” en localidades de la Rioja Baja, proyecto que no cuestionamos, pero que en el fondo y las formas persigue revertir el sistemático robo del dominio público hidráulico cometido durante décadas con la ignominia y quiescencia de las administraciones a costa de todos los ciudadanos y para beneficio de actividades privadas como la agricultura, la ganadería y la explotación forestal intensiva de chopos exóticos;. Sin embargo, podemos comprobar en el terreno como el ecosistema ripario de un afluente del río Najerilla sufre una agresión tan desmedida como la tala de arbolado con una estructura y madurez envidiable, de enorme singularidad ambiental, a la vista de todos, y que abarca unos 100 metros de tala antes y después de la carretera LR 321. A ojos de cualquiera, resulta una incoherencia y una irresponsabilidad perseguir loables objetivos de restauración ambiental del río Ebro en la Rioja Baja a través del proyecto “Ebro Resilence”, pero no sostener prácticas análogas de protección ambiental en los afluentes del Ebro, como el Yalde, o en el propio Ebro en la Rioja Alta. Por todo ello, y finalmente, demandamos públicamente a la CHE y al Gobierno de la Rioja un proyecto integral de recuperación de las riberas y del DPH del río Yalde, que es algo completamente ineludible

Hace casi un año, Amigos de la Tierra La Rioja denunció los vertidos realizados desde el casco antiguo de Nájera al río Najerilla. A raíz de nuestra denuncia, el Ayuntamiento de Nájera fue sancionado por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro por delito ambiental. Pero a pesar de la sanción, los vertidos de aguas residuales siguen produciéndose ante la ignominia del Ayuntamiento que no pone las medidas necesarias y dichos vertidos continúan degradando el estado de conservación del río y, por tanto, cercenando el patrimonio natural de todos los riojanos, ciudadanos de Nájera incluidos. Poco parece importar que los residuos afecten negativamente al ecosistema fluvial de este río, que alberga una de las últimas poblaciones del mamífero más amenazado del continente: el visón europeo (Mustela lutreola) amén de varias decenas más de especies protegidas, asociadas a esos ambientes. El Ayuntamiento de Nájera sigue a lo suyo, sin paliar ni corregir los vertidos de aguas residuales.

Debemos recordar que el Ayuntamiento de Nájera está cobrando una tasa a todos sus ciudadanos por garantizar una adecuada depuración de las aguas residuales, pero que luego no aplica porque los vertidos están acabando en el Najerilla sin depuración adecuada. Esto no es un buen ejemplo de lo que deben hacer las administraciones públicas. Es más que evidente el desinterés de ésta y otras administraciones públicas con nuestro medio natural.

Hacemos un llamamiento para que la CHE sancione fuertemente al Ayuntamiento de Nájera por reiteración de vertidos al río y al Gobierno de la Rioja para que lleve a los responsables del consistorio municipal ante los Tribunales por dejación de funciones e irresponsabilidad en acometer servicios públicos.

Por nuestra parte, además volvemos a denunciar públicamente estos hechos, demandando el cese inmediato de los vertidos, la adopción de medidas urgentes para que no continúe la degradación del río Najerilla. Esperamos que de una vez por todas estos vertidos cesen, se adopte una solución definitiva y los responsables de esta situación sean cesados y/o dimitan de motu propio.

 

En Logroño, 30 de julio de 2022

A principios de 2021 desde ambas asociaciones transmitimos en el procedimiento legal sobre esta central a la Confederación Hidrográfica del Ebro lo siguiente:

  • Que la presa de “La Retorna”, con sus 14 metros de altura, se encuentra en una zona comprendida dentro de la Red Natura 2000, en concreto en el espacio “ES0000067 Sierras de la Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros”.
  • Que la presente central hidroeléctrica está afectando a especies como el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) así como al cangrejo de río (Austropotamobius pallipes) ambas especies en peligro de extinción en La Rioja.

Solicitamos la demolición de la presente presa por los anteriores impactos que está ocasionando. Finalmente, la Confederación Hidrográfica del Ebro ha decidido extinguir este aprovechamiento y requerir a la empresa propietaria a que demuela este obstáculo en el río Brieva.

Desde Amigos de la Tierra La Rioja junto AEMS-Ríos con Vida pedimos que esta demolición se realice inmediatamente y que no se demore en el tiempo, como con la piscifactoría de Torrecilla en Cameros.

La demolición de esta central sería un importante paso adelante en la conservación de nuestros ecosistemas de ribera, que esperamos que se haga realidad lo antes posible.

 

En Logroño, 22 de junio de 2022

La CHE quiere despilfarrar 657.616 € de dinero público en intervenciones que degradan la calidad ambiental de hábitats y especies protegidas de riberas de la cuenca del Ebro en La Rioja, y ante ello, la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, dice en un informe de evaluación simple y carente de rigor técnico, que si a todo, sin haber evaluado la afección a una centenar de especies protegidas por la legislación europea y nacional.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha realizado recientemente un proyecto, de 598 páginas, que incluye un borrador de pliego de prescripciones técnicas particulares para la ejecución de obras, bajo el eufemismo de mejoras ambientales, en distintos tramos de ríos de la cuenca del Ebro en La Rioja (Iregua, Najerilla, Tirón, Leza y sus afluentes), sobre hábitats protegidos de especies listadas y catalogadas en la Red Natura 2000.

Ese proyecto fue remitido el pasado 22 de septiembre del año 2021 por la CHE al Servicio de Conservación de la Naturaleza y Planificación de la Dirección General de Biodiversidad del Gobierno de la Rioja para conocer la evaluación de las repercusiones ambientales. Para sorpresa de cualquier persona sensible en materia ambiental y conocedora del deplorable estado de conservación de nuestros ríos, el órgano ambiental competente regional se despachó favorablemente, con un informe de apenas 4 folios, a todas las actuaciones propuestas de la CHE, señalando escasas limitaciones físicas y temporales a las obras por la presencia de apenas dos especies protegidas (visón europeo y desmán ibérico), y afirmando, sin demostrar ni hacer una evaluación competente, que no se iban a producir afecciones significativas sobre hábitats y taxones de interés comunitario y que todas las actuaciones resultaban compatibles con los objetivos de conservación establecidos en los Planes de gestión y ordenación de los recursos naturales de espacios de la Red Natura 2000.

Nos llama la atención la simpleza argumental de nuestra administración regional a la hora de evaluar las actividades de impacto ambiental que propone la CHE sobre nuestros espacios y especies protegidos, por las siguientes cuatro razones:

En primer lugar, por su falta de diligencia con la sociedad civil, ya que no ha informado de ello en distintos órganos de participación, y ha tenido la oportunidad para ello, como en los Consejos Asesores de Medio Ambiente (al menos dos celebrados).

En segundo lugar, por el escaso rigor técnico y holístico en un informe administrativo de evaluación de los impactos al uso con una visión de conjunto propia del siglo XXI, porque esas obras afectan no solo a desmanes ibérico y visones europeos, sino también a muchas otras especies protegidas a nivel regional, nacional y europeo, y de forma significativa, sobre el castor europeo (Castor fiber) y a la nutria (Lutra lutra), por citar a otros mamíferos semiacuáticos igualmente protegidos. En tercer lugar, el Gobierno de la Rioja es conocedor del estado de conservación desfavorable e inadecuado de las dos únicas especies sobre las cuales ha mostrado reservas, y resulta que permite actuaciones humanas para degradar más aún ese estado de conservación, a pesar de que el mandato legal es el opuesto, el alcanzar un estado de conservación favorable.

En cuarto lugar, y más importante, porque aunque el informe de la CHE utilice eufemismos de “mejora ambiental” encubriendo limpiezas de márgenes que la Consejería de lo ambiental de La Rioja no ha atajado, nuestro Ejecutivo regional, en vez de abordar la necesidad de dejar más espacio a las depauperadas riberas (algo que la CHE no quiere abordar), tolera actuaciones que son contraproducentes, y que van a provocar numerosos efectos secundarios, todos ellos muy negativos, rompiendo puntualmente la dinámica hidromorfológica longitudinal, transversal y vertical, eliminando sedimentos y vegetación viva, las cuales está ejerciendo unas funciones de regulación en el funcionamiento, permitiendo la extracción de madera muerta, que también tiene una función fundamental en los procesos geomorfológicos y ecológicos, y perturbando el hábitat crítico de especies protegidas europeas. En definitiva, tanto la CHE como nuestro Gobierno, exhiben una visión del río muy primaria y obsoleta para el s. XXI, simplemente como conductor de agua de un punto a otro.

Los ciudadanos de La Rioja nos merecemos administraciones que velen de forma efectiva por el cumplimiento la legislación y por nuestro patrimonio natural en los ríos.

En Logroño, 16 de mayo de 2022.

El desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), pese a ser una especie totalmente desconocida para la mayoría de la sociedad, es una joya de la fauna ibérica y también de La Rioja, y está en grave peligro de extinción. Sus principales amenazas, todas relacionadas con la degradación que los humanos ocasionamos a los ríos, son la contaminación, las alteraciones en los cauces (en forma de presas, canales, encauzamientos, dragados), los embalses (que impiden los movimientos del desmán y además alteran los ciclos naturales de los caudales), el cambio global (especies exóticas invasoras, cambios de regímenes hídricos, etc.) y ahora también el cambio climático, que amenaza con caudales más irregulares y escasos.

En 2019 estaba previsto llevar a cabo un nuevo estudio sobre la situación de esta especie en La Rioja, ya que el último se llevó a cabo en 2011. En dicho trabajo las conclusiones a grandes rasgos fueron:

  • La especie mantiene su distribución en La Rioja en apenas 3 subcuencas del Ebro (Oja, Najerilla e Iregua), pero no en la pequeña subcuenca del Duero, con muestras de una elevada fragmentación y aislamiento poblacional.
  • Ha desaparecido del 25% de su área de distribución nuclear con respecto al año 2011.
  • El estado de conservación del desmán es desfavorable e inadecuado, a efectos del cumplimiento de las directivas de la UE.
  • Uno de los grandes problemas actuales es la presencia del embalse de Mansilla, que aísla las poblaciones de los distintos valles y, además altera el río aguas debajo de la presa.
  • La construcción del embalse del Alto Oja supondría el acabose para el desmán.

 

Las medidas planteadas recientemente por el gobierno como la inclusión en el “Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre de La Rioja en la categoría de en peligro de extinción” llegan tarde, porque esta especie debería estar catalogado así desde hace muchos años, ya que la regresión es notoria, y las amenazas humanas siguen produciéndose, principalmente los embalses actuales (y futuros), degradación de riberas, y contaminación y alteración de cauces.

Desde Amigos de la Tierra de La Rioja solicitamos que la actualización del estado legal del desmán vaya acompañada de un plan de recuperación acorde, que impida y prohíba actuaciones lesivas sobre el hábitat de esta especie que está al límite de su extinción final y que aborde la necesidad de recuperación integral de los hábitats de la depauperada red fluvial de la Rioja, mediante acciones como demoliciones de presas y azudes, el deslinde del Dominio Público Hidráulico, y la creación de más reservas naturales fluviales protegidas.

En Logroño, 17 de marzo de 2022

Vivimos en tiempos tormentosos en este inicio de año, donde cada colectivo reclama no quedarse atrás. Los trabajadores reclaman que su sueldo no se descuelgue de la subida de precios, los jubilados que su pensión no se desvincule del IPC, los empresarios menores impuestos para sufragar los crecientes costes…

Sea cual sea el lado de dónde nos encontramos y enfrascados en la defensa de nuestros propios intereses hay un altavoz ciego que grita cada vez con más fuerza y a que a pesar de que cada vez su presencia se hace más notable parecemos ignorar: la naturaleza.

En las ciudades, donde tendemos cada vez a agruparnos más nuestra sordera con respecto a sus reclamaciones se agudiza, pero sin embargo en Logroño, al igual que en otras muchas grandes urbes tenemos un representante de la naturaleza muy notable, que responde al nombre de Río Ebro.

En los últimos años hemos tenido la sensación de que los “sustos” en forma de crecida de caudal cada vez han sido más frecuentes y cabría preguntarse ¿Qué posibilidad hay de que barrios pegados a la ribera (Como es el caso de El Campillo) se inunden en una avenida del Río?

En la más fuerte de las crecidas de este siglo, sucedida en el año 2003, las instalaciones de Las Norias o del Adarraga fueron “tragadas” por el cauce del río. En aquel momento los aledaños del río apenas contaba con 10 edificios habitados pero ¿Cuáles serían las posibilidades de que ese evento se repitiera y cuáles serían los daños ahora que lo habitan miles de personas?

Desde entonces, las contenciones de respiración se han sucedido, como las ocurridas en 2008, 2015 y 2019 . Pero un día el Ebro nos meterá un gol por la escuadra trayendo en el vendaval de su crecida, cuantiosas pérdidas económicas y de la fauna y flora que habita en sus riberas.

La Confederación Hidrográfica del Ebro, nada sospechosa de ser una activista antigubernamental ya ha alertado de que en los últimos 20 años se han registrado en tres ocasiones caudales superiores a los 2600 metros cúbicos, medidos en Zaragoza (sede central de este organismo), datos que no se llegaron a alcanzar en el periodo anterior (1980-2000). En un artículo reconoce que la transformación de la cuenca para usos residenciales, infraestructuras y explotación de nuevos regadíos en la llanura de inundación del río está alterando su curso natural.

¿Podrían convertirse Miranda de Ebro, Logroño o Zaragoza en la Alemania de 2021, con un reguero de 200 fallecidos a su paso? Según los expertos en clima de la ONU estamos jugando con fuego para que tal catastrófica posibilidad llegue a producirse, ya que el proceso de calentamiento global se está acelerando, extremo confirmado por los científicios de World Weather Attribution (Organización Mundial del Clima) que avisa que inundaciones como las sucedidas en Europa Central el pasado verano son nueve veces más probables en el actual contexto de actividades humanas .

Si no queremos hacer caso a los consejos de los científicos y nos gusta mirar más hacia el refranero popular, este tampoco escatima en frases <<Cuándo veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar>>.

Sea cual sea el enfoque, el Gobierno de España por medio de la CHE, administración competente en la gestión del río haría bien en reconsiderar la estrategia de ir “humanizando” la ribera del río como si no pasara nada, a fin de asegurar la seguridad y el bienestar de las personas y seres vivos de las localidades que atraviesa el Ebro. Un plan igualmente interesante desde un punto de vista económico, pues no hay mejor estrategia que un futuro sin sobresaltos.

 

Logroño, 21 de febrero de 2022

El pasado agosto denunciamos ante el Seprona y a la Confederación Hidrográfica del Ebro el vertido de aguas residuales desde el polideportivo de usos múltiples de Nájera al río Najerilla. Este vertido se está realizando sin ningún tipo de depuración previa y corresponde al casco antiguo de esta localidad.

Estos vertidos de origen urbano están provocando la contaminación de las aguas del Najerilla desde hace tiempo, degradando la calidad de las aguas de este río.

Ahora la Confederación Hidrográfica del Ebro nos ha informado que ha comenzado un expediente sancionador. Puede que pensemos que es algo positivo, pero, sin embargo, los vertidos continúan por lo que es necesario algo más; es preciso que se realicen las actuaciones necesarias para que los vertidos no vuelvan a repetirse.

Esperamos que en el futuro no tengamos que dedicar nuestro tiempo a realizar nuevas denuncias por estos mismos hechos. Esperamos que las Administraciones Públicas se impliquen y pongan fin a estos vertidos.

En Nájera, 10 de noviembre de 2021.

Esta semana ha sido detectado un vertido de aguas no depuradas en el acceso al Carrizal de Cofín en Alfaro. Esto constituye un hecho contrario a los objetivos de protección de los recursos naturales, mantenimiento de las condiciones de calidad de los recursos hídricos y conservación de los hábitats y poblaciones de fauna y flora contemplados en el Decreto 36/2017 de protección del Carrizal de Cofín del Gobierno de La Rioja.

La cercanía de un polígono industrial podría estar detrás de este vertido de aguas no depuradas poniendo en riesgo la conservación y protección de los valores ecológicos y faunísticos de este Área Natural Singular.

Los espacios esteparios de Cofín, junto con la yasa del mismo nombre y el Área Natural Singular del “Carrizal de Cofín” albergan una gran cantidad de especies de fauna, tanto esteparia como acuática ligada a los encharcamientos naturales producidos en los saladares de la zona o en los carrizales, potenciadas con la construcción de la laguna artificial.

En las estepas es muy importante la presencia de sisón común, ganga ortega, ganga ibérica, alcaraván o aguilucho cenizo, entre otros. Varias de estas especies están contempladas como “Vulnerables” de acuerdo con el Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero) y de interés comunitario recogidas en el Anexo I de la Directiva de Aves (Directiva 2009/147/CE). Siendo tan complicada la situación de la fauna esteparia de hecho, a pesar de existir un Plan de Recuperación de la fauna esteparia, sus poblaciones están disminuyendo día a día por carecer de un hábitat de calidad, estos lamentables acontecimientos no tienen justificación y deben ser investigados por si constituyeran un hecho delictivo.

Ante esta situación nuestra entidad presentará las oportunas denuncias. Esperamos que sirvan para poner fin a la degradación ambiental de la zona.

En Logroño, 23 de septiembre de 2021.

Justo detrás del pabellón multiusos de Nájera en la ribera del Najerilla continúan los vertidos de aguas residuales a este río. No se trata de un pequeño vertido o de aguas pluviales que no pueda admitir la red: son directamente todas las aguas sucias del casco antiguo de Nájera. Esto podría parecer normal hace 30 años, pero ahora no lo es.

 

Claramente se está incumpliendo el Real Decreto ley 11/1995, de 28 de diciembre, por el que se establecen las normas aplicables al tratamiento de las aguas residuales urbanas, así como diversa legislación como la Directiva Marco del Agua. El artículo 4 de la anterior norma indica que se debe disponer de colectores antes del 1 de enero de 2006, para las aglomeraciones urbanas que tengan entre 2000 y 15000 habitantes-equivalentes. Sin embargo, no se cuenta con colector adecuado porque las aguas residuales se vierten directamente al Najerilla, sin ningún tipo de depuración.

A la administración implicada poco le importa la calidad de las aguas después de estos vertidos porque no se ven y van aguas abajo.

Amigos de la Tierra La Rioja no va entrar en la discusión si se realizó una estación de bombeo, si funciona o no funciona, ni quien es el responsable. Como organización ecologista que somos las únicas preocupaciones que tenemos son la conservación y defensa del medio ambiente. Si existen problemas se debían haber planteado soluciones, aunque fueran provisionales hace bastante tiempo. Resulta que esto como no sucede en las riberas situadas en el centro del casco urbano, pues el problema continua en el tiempo. Como pasa al final del casco urbano la administración competente se despreocupa y no busca soluciones; ahí tenemos los resultados: metros cúbicos y metros cúbicos de aguas residuales al Najerilla sin depurar.

Ante está situación nuestra entidad presentará las oportunas denuncias ante el SEPRONA, Confederación Hidrográfica del Ebro, así como ante la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea. Esperamos que sirvan para poner fin a la degradación del Najerilla.

En Logroño, 25 de agosto de 2021.

 

Un modesto pero valioso humedal que se muere

Amigos de la Tierra La Rioja lleva esta denuncia a fiscalía por delito ecológico

En el término municipal de Huércanos existe un modesto humedal que, como todo ecosistema de este tipo, podría ser un refugio valiosísimo para la fauna y flora de la zona. Se encuentra aproximadamente a un kilómetro del pueblo, en dirección Este por el “Camino Fuenmayor “. Desgraciadamente, y como hemos podido comprobar, se encuentra en un estado deplorable por diversos motivos:

  • Presencia abundante de residuos y escombros de todo tipo, que se han depositado en el lugar a modo de vertedero, degradando el paisaje y los valores naturales del espacio.
  • Quema de vegetación natural en los límites del humedal, destruyendo así el refugio para numerosas especies y contaminando también las aguas debido a la ceniza.
  • Empleo de herbicidas en las fincas contiguas, llegando en muchos casos al límite de la lámina de agua, lo que ocasiona contaminación de la misma.

Dado que las administraciones públicas implicadas conocen perfectamente esta situación, sobre todo el Ayuntamiento de Huércanos que ha hecho una completa dejación de funciones con este espacio natural, hemos decidido poner en conocimiento estos hechos ante la Fiscalía. La situación de esta pequeña laguna nos parece completamente intolerable.

El espacio alrededor de esta modesta laguna es de pequeña extensión, inferior a 1 hectárea, pero supone una de las pocas manchas de vegetación natural de toda la zona, por lo que es aún más intolerable que se encuentre en tan mal estado. Se trata de un pequeño oasis en medio de un mar de cultivos, como ocurre en la mayor parte del valle del Ebro.

Estos ataques al patrimonio natural suponen la continua degradación de los últimos espacios naturales presentes en la zona, por lo que Amigos de la Tierra La Rioja además de depurarse las oportunas responsabilidades deben cesar de inmediato los vertidos, adoptando las medidas necesarias para impedir que se sigan repitiendo, así como la protección legal del lugar, para poner en valor su importancia ambiental para las especies silvestres y los ciudadanos que pudieran disfrutar del entorno.

Solamente con retirar los vertidos y las malas prácticas agrarias se conseguiría recuperar gran parte de la fauna de la laguna, principalmente anfibios y aves. Después se podrían estudiar alternativas para restaurar más aún el espacio, e incluso facilitar el acceso ciudadano, para que cualquier persona pueda acercarse y conocer el entorno. En Logroño, 9 de abril de 2021